Ir al contenido principal

Y el hombre empezó a curar a los animales…

Cuando el hombre primitivo salía de su caverna para buscar la comida del día, lo acompañaba un fiel amigo: un perro de esa época. Un animalito que por esos años ya era el mejor amigo. En la Antigüedad eso lo salvó de muchas cosas, sobre todo en tiempos en los que los sacerdotes pensaban que las enfermedades provenían de espíritus o dioses malignos.

Y el hombre empezó a curar a los animales…
¿Cómo contrarrestaban la situación? Ofreciendo sacrificios entregando vísceras de distintos animales. Recién en vestigios del 1.700 a.C. se pueden encontrar las pruebas del interés del hombre por curar a las bestias. En el famoso Código de Hammurabi, en los párrafos 224 y 225 se puede rescatar: “Si el médico de los animales ha tratado a un buey o a un asno de un mal grave y ha originado su muerte, pagará la cuarta parte de su precio al dueño del buey o del asno”. Y del año 1.500 a.C., aproximadamente, datan algunas indicaciones sobre tratamientos para caballos enfermos o débiles. En la cultura egipcia, los animales pasaron al frente. Muchas de sus divinidades estaban asociados a ellos. Los sacerdotes de esa cultura los cuidaban y los sometían a tratamientos curativos.

Sus métodos pasaron luego a Grecia, a Roma, y fueron abrazados también por el Islam. Aunque después, en Europa, fueron completamente olvidados hasta casi la Edad Media. Fueron los árabes, que dependían tanto de los caballos para sus conquistas, los primeros en realizar diagnósticos y tratamientos más dogmáticos sobre animales. Y difundieron esa doctrina.

El Santoral y la Veterinaria

Los especialistas en esas disciplinas se conocían como “albeitares”. Al baitar significa, en árabe, médico de caballos. El término pasó al español como "albeitar", que por extensión llegó a nuestros días como “veterinario”. La medicina veterinaria, formalmente, comenzó a enseñarse hacia 1792. Hoy no tiene límites. Ni en recursos ni en ingenio.

Entradas más populares de este blog

Los perros entienden a las personas incluso cuando son cachorros

Sabemos que los perros reconocen y comprenden los gestos humanos. Pero, ¿esta habilidad se aprende o es innata? Para acercarse a la respuesta a esta pregunta, un estudio ahora ha examinado más de cerca la reacción de los cachorros. Foto: unsplash.com/Andrea Cairone  Los perros entienden a las personas Los perros y los seres humanos simplemente tienen una relación muy especial , cualquier persona con perros probablemente estaría de acuerdo. La ciencia se ha preocupado durante mucho tiempo por la cuestión de cómo y por qué los perros se convirtieron en una de las mascotas más populares. Otro punto es la capacidad de los amigos de cuatro patas para comprendernos. ¿Cuándo aprenden los perros a saber lo que queremos decirles con nuestro lenguaje corporal o con palabras? Investigadores de los EE. UU. Lo investigaron recientemente. Para hacer esto, querían saber si los cachorros jóvenes ya entienden lo que significa cuando las personas señalan con el dedo un objeto. Estudios anteriores ya

Criadero de Chihuahua

¿Qué es pequeño, tiene mucho carácter y queda genial con un suéter? ¡Correcto! Estamos hablando de chihuahuas. Estos populares perros de compañía son leales (francamente apasionados a veces), juguetones y simplemente adorables y sólo deben adquirirse den un criadero de chihuahua responsable. Y al igual que con otros perros pequeños, difícilmente encontrarás un chihuahua que no sepa cómo usar su ternura para conseguir lo que quiere. Criadero de Chihuahua Los chihuahuas tienen una apariencia distintiva: tienen un cuerpo pequeño, orejas puntiagudas y ojos grandes y expresivos. La mayoría de la gente conoce a los chihuahuas de pelo corto con un pelaje suave que parece que no mantiene al perro particularmente abrigado. Sin embargo, también hay chihuahuas de pelo largo. Aun así, todos los chihuahuas necesitan un poco más de calor en climas fríos (y para eso se inventaron estos lindos suéteres). Entre los chihuahuas de pelo largo y de pelo corto, hay dos formas diferentes de cabeza de chi

Perros en el espacio

El 19 de agosto de 1960, el satélite soviético "Sputnik 5" fue lanzado al espacio, dio la vuelta a la Tierra 18 veces y aterrizó con seguridad en la Tierra al día siguiente. A bordo iban ratones, ratas, moscas, varias plantas y Strelka y Belka, dos perros. Estampilla rumana de 1959 con la imagen de Laika (la leyenda dice «Laika, primera viajera al Cosmos»). Los animales no fueron los primeros seres vivos en el espacio. La era de los viajes espaciales ya había comenzado tres años antes, en octubre de 1957, cuando se lanzó al espacio el primer satélite, el "Sputnik 1", diseñado por Sergei Pavlovich Korolev. Contrariamente a todas las predicciones de que Estados Unidos sería la primera superpotencia en conquistar el espacio, la Unión Soviética había ganado el día en el apogeo de la Guerra Fría. Solo un mes después, los ingenieros espaciales rusos enviaron a la perra Laika al espacio frente a un asombrado público mundial. El objetivo era probar si ese viaje hacia la